La intervención arqueológica en el ingenio de Guía pone al descubierto estructuras de la fábrica y una moneda del siglo XV

| 21 diciembre, 2016

 

El ingenio de Soleto es una de las factorías de azúcar más importante de las Islas

 

Los resultados de la excavación arqueológica impulsada por el Gobierno de Canarias en el ingenio azucarero de Soleto, en Santa María de Guía, lo documentan “como una de las factorías de transformación azucarera más importante de las Islas”, a juicio del arqueólogo Valentín Barroso, responsable de esta intervención. Así se pudo comprobar en la visita que realizaron en la mañana de hoy, el director general de Patrimonio Cultural, Miguel Ángel Clavijo y los concejales del municipio de Guía, Juan Jiménez y Beatriz Mendoza.

La Dirección General de Patrimonio Cultural financia esta intervención, que se lleva ejecutando a lo largo de dos meses, a cargo de Arqueocanaria, empresa con amplia experiencia en la excavación de ingenios azucareros de Gran Canaria. “Los objetivos de la intervención arqueológica han sido valorar la entidad de los restos del ingenio localizado y la afección de la obra de la carretera a los mismos, tratando en todo momento de buscar una solución compatible que permita la construcción de la vía y la protección y documentación de los restos arqueológicos”, explica Miguel Ángel Clavijo. Añadió que los responsables municipales tienen “un nuevo elemento patrimonial de gran valor en su municipio que se debe conservar y promocionar; estos bienes fortalecen la identidad de Guía y debe ser motivo de orgullo su recuperación y puesta en valor.

El Gobierno junto con Cabildo y Ayuntamiento de Guía trabajaremos conjuntamente en esta nuevo e ilusionante proyecto patrimonial”. Cabe recordar que el Ayuntamiento inició obras para ensanchar y mejorar la carretera de acceso a la Universidad Fernando Pessoa así como al barrio de Anzo. Esta carretera discurre por la calle denominada desde hace siglos Ladera de Soleto por haber sido el lugar donde obtuvo tierras un personaje de la conquista a finales del siglo XV.

Soleto plantó en sus terrenos caña de azúcar y en algún punto de su propiedad debió construir el ingenio azucarero o fábrica para procesar el azúcar de la caña. Los trabajos arqueológicos y los de búsqueda de documentación histórica en los archivos insulares realizada por el historiador, Pedro Quintana, se iniciaron a mediados de noviembre y con los mismos se ha podido comprobar que efectivamente nos encontramos ante los restos del ingenio de Soleto construido a finales del siglo XV, adquirido por la familia italiana de los Cairasco. Las excavaciones arqueológicas del ingenio han descubierto restos de canalizaciones de la fábrica y otras probablemente de las maderas del piso de una de las estancias. Por lo que hace referencia a los materiales arqueológicos se podría hablar de que el 90 % de los mismos pertenecen a fragmentos cerámicos de formas azucareras, “pero a diferencia de las encontradas en el cercano ingenio de Agaete, estas se encuentran rotas en fragmentos muy grandes por lo que permitirá la reconstrucción de muchas de ellas. También aparecen restos de las tejas de las edificaciones y de la cerámica común usada en diferentes procesos del ingenio” apunta el arqueólogo Valentín Barroso.

Los restos están presentes entre los materiales recuperados, destacando por ahora la presencia de una moneda portuguesa o “ceutí” acuñada en tiempos del rey Alfonso V de Portugal, fallecido en 1481. Este ingenio azucarero estuvo funcionando desde finales del siglo XV a inicios del siglo XVII, con una producción media elevada, generando numerosos dividendos desde los primeros momentos de su construcción.

Este espacio de transformación era el mayor de la zona, utilizado por la mayoría de los propietarios de la Vega de Gáldar para moler sus cañas, desde fines del siglo XV hasta las primeras décadas del seiscientos, por lo que se puede considerar como una de las factorías de transformación más importante de Canarias, tanto por los niveles de producción, el volumen de mano de obra empleada (asalariada, esclava), por la multiplicidad de dependencias y extensión, y finalmente por el número de agricultores (grandes, medianos, etc.) que llevan sus cañas a convertir en azúcar para su exportación a través de los puertos del Juncal o Sardina. La intervención continuará definiendo los restos en los tramos afectados por la carretera, tratando en todo momento de buscar una solución compatible que permita su construcción, así como la protección y documentación de los restos arqueológicos del ingenio azucarero de Soleto.

Etiqueta:

Categoría: Arqueología, Gran Canaria, Noticias, Otras noticias destacadas

Los comentarios están cerrados

banner ad
banner ad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Cookies info

ACEPTAR
Aviso de cookies